Hola amig@ de Factoría Mágica,

Es un verdadero placer que hayas llegado hasta aquí. Tenía muchas ganas de que nos conocieras y compartir contigo la historia de Factoría Mágica.

Lo primero de todo, me presento. Me llamo Patricia y soy diseñadora gráfica, aunque mi verdadera pasión son mis dos hijos.

Me considero una súper afortunada mamá al poder combinar mi vocación y mi pasión, aunque no siempre ha sido así. Por eso me gustaría contaros cómo he llegado hasta aquí y cómo nació Factoría Mágica.

Después de veinte años trabajando en agencias de publicidad, incluso codirigiendo la mía durante ocho años, me di cuenta de que no era del todo feliz, algo que parece aquejarnos a muchas personas en esta sociedad sin un motivo aparente.

Tenía claro que quería volver a disfrutar de la vida, pensé en lo que me motivaba veinte años atrás y volví a dibujar, a pintar, a hacer lo que realmente me gustaba cuando estudiaba en la universidad.

Fue entonces, cuando decidí volcar toda mi creatividad en mis dos hijos para lograr amansar a mis pequeñas fieras y enseñarles a organizarse, a tener las cosas ordenadas, a aprender a concentrarse y relajarse. Así que empecé a diseñar carteles, tablas de rutinas, libretas… para hacerles la vida más fácil y divertida.

A medida que iban creciendo, la necesidad de organización iba aumentando. Asesorados por un psicólogo infantil empecé a diseñar más objetos y papelería: etiquetas para marcar los libros, una agenda, planificadores, pegatinas… De este modo logré ayudarles y mejoré nuestro día a día familiar.

No tardé mucho en darme cuenta que debía compartir lo que había hecho con otras madres y ayudar a más niños a organizarse, a expresar sus emociones, a no perder las cosas, a llevar todo bien ordenado…

Pensé en todas esas madres que anhelan poder dedicarse a su profesión y además atender, cuidar y disfrutar de sus hijos; yo había dado con una pequeña fórmula y necesitaba compartirla con ellas.

Cuando les conté la idea a mis hijos no tardaron en coger sus cuadernos, tal y como había hecho yo, y empezar a dibujar. Ellos fueron y siguen siendo mi mayor inspiración.

Y así mi pequeño gran equipo me ayudó a dar forma a un sueño que se ha terminado convirtiendo en un hermoso proyecto: Factoría Mágica.

Además, los años de experiencia previa me han permitido contar con los mejores profesionales, personas que me acompañan en esta aventura y gracias a las cuales logramos dar el mejor servicio y atención. Tratamos cada pedido con mucho amor y dedicación. Hacemos las cosas bien y con calma porque cada uno de vosotros/as sois importantes.

Espero que en nuestra Factoría Mágica encuentres todo lo necesario para superar el reto de ser mamá/papá y mejorar el día a día de tus peques, reforzando ciertos valores e ideas que les convertirán en maravillosas personitas, organizadas y creativas.

Seguimos trabajando, creando e ideando por y para ellos y ellas.


Después de un viaje de intercambio a Paris con 17 años decido que quiero estudiar Bellas Artes.

Mi primer trabajo es de profesora de inglés y francés.

Con 25 años consigo mi primer trabajo en una agencia de publicidad.

Con 35, en otra agencia me despiden por quedarme embarazada.

Monto una agencia con una socia. Tengo el segundo niño.

Con 45 tengo una crisis existencial y decido parar y volver a hacer lo que me gusta.

Nuestros hijos necesitan que les ayudemos a organizarse, planificarse y estudiar.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Únete a nuestra lista y recibirás la newsletter de Factoría Mágica con consejos de organización, promociones, novedades, descargas de material, temas educativos y alguna sorpresa.

  • Sin productos en el carrito